Fotografía tomada por el autor en Auschwitz en septiembre del 2005

Este sitio está dedicado a los millones de seres humanos que fueron deportados y perdieron sus vidas en los campos de exterminio de la Segunda Guerra Mundial.

Santiago L. Torres
Webmaster
Agosto 2009

Digg  Sphinn  del.icio.us  Facebook  Mixx  Google  BlinkList  Furl  Live  Ma.gnolia  Netvouz  NewsVine  Pownce  Propeller  Reddit  Simpy  Slashdot  Spurl  StumbleUpon  TailRank  Technorati  TwitThis  YahooMyWeb
 

La Segunda Guerra Mundial en mi maqueta a escala HO

 

Mi Maqueta

Desde el inicio hasta el final.

Construcción de mi maqueta a escala HO ambientada en la Segunda Guerra Mundial.

INICIOS

Cualquier apasionado del mundo ferroviario de la escala HO se enfrenta en sus inicios a un mar de dudas considerable, por lo que siempre le es aconsejado adquirir un set de inicio de alguna de las marcas existentes.

En mi caso y ya que tenía muy clara la idea de la época en la que pretendía ambientar la maqueta, opté por comprar los componentes que suelen traer dichos sets de forma independiente.

¿Analógico o digital?. Esa era la primera cuestión. A pesar de mi total desconocimiento, opté por la segunda opción. Hoy en día vivimos en un mundo digital, por lo que, sin lugar a dudas, me pareció lo más acertado.

Me aconsejaron adquirir una central digital para el control del material rodante y, entre las existentes, opté por la Multimaus de Roco (ver video relacionado 1 y documento relacionado Manual Multimaus).
Una locomotora, la BR45 de Liliput, digitalizada, así como algunos vagones y vías, completarían mi primer circuito. Las vías, después de varios consejos, las adquirí de la marca Roco, código 83, sin balasto, ya que las vías que tenían balasto no me parecían demasiado reales. Complicaría sin lugar a dudas el trabajo de la maqueta, pero a ciencia cierta el resultado final sería mucho más realista.

Me di cuenta que la obtención de información es el pilar base de cualquier iniciado en este mundillo, por lo que me puse a buscarla. Técnicas diversas fueron apareciendo, desde cómo construir la base de la maqueta hasta la recreación de paisajes con montañas, ríos y un largo etcétera. No sabía si las aplicaría todas, pero era bueno conocerlas para un posible uso.

Llegado este momento, comencé a adquirir también algunos objetos que darían vida a la maqueta. Quería ir haciendo un acopio de material para cuando llegase el momento. Sin duda pensé que en esta afición era mejor ir adquiriendo diverso material poco a poco que no todo de golpe, por lo que compré algún carro de combate, figuras, etc. Ello me ayudó a familiarizarme con las diversas marcas que existen a escala 1:87, la escala HO.

BUSCANDO ESPACIO

Sin duda, uno de los grandes incovenientes que se le plantean a algunos de los amantes de los trenes a escala HO es la búsqueda de espacio para situar su maqueta.

Después de investigar descubrí el ingenio empleado por aquellos que no disponen de un espacio adecuado para la misma. Desde muebles abatibles donde guardarla, falsos techos en habitaciones, bajo la cama, detrás de una puerta, etc., todas ellas eran opciones más que válidas para poder disfrutar de una maqueta a escala HO.

Otros sin embargo disponen de sitios más amplios situados en buhardillas, garajes, locales o incluso casetas de jardín.

Desgraciadamente mi vivienda ya no disponía de un sitio amplio en donde poder alojar una maqueta no demasiado pequeña, por lo que la idea de la caseta de jardín me pareció fantástica.

No iba a estar en un jardín precisamente, pero sí en una terraza en la que existía el espacio suficiente para que cabiese sin dificultad.

Ahora quedaba ponerse a buscar un modelo de caseta de jardín que satisfaciese mis pretensiones y, en poco tiempo, dí con el mismo. Una caseta de madera modelo Aise de 3x3 metros, lo suficientemente amplia como para construir mi primer modelo de maqueta y ampliarla en caso necesario.
Continuará...
 
Name
Email
Comment
Or visit this link or this one