Fotografía tomada por el autor en Auschwitz en septiembre del 2005

Este sitio está dedicado a los millones de seres humanos que fueron deportados y perdieron sus vidas en los campos de exterminio de la Segunda Guerra Mundial.

Santiago L. Torres
Webmaster
Agosto 2009

Digg  Sphinn  del.icio.us  Facebook  Mixx  Google  BlinkList  Furl  Live  Ma.gnolia  Netvouz  NewsVine  Pownce  Propeller  Reddit  Simpy  Slashdot  Spurl  StumbleUpon  TailRank  Technorati  TwitThis  YahooMyWeb
 

La Segunda Guerra Mundial en mi maqueta a escala HO

 

El vagón del Armisticio

El 7 de Octubre de 1918 el Ministerio de la Guerra francés solicita a la CIWL diversas unidades para la formación de un tren especial destinado al Alto Mando francés. La CIWL ordena a los talleres que preparen los vagones-restaurante 2418 y 2419, el coche-cama 1888 y el coche-salón 2343, así como dos furgones. El 15 de Octubre el Tte. Coronel Loiseleur pide a la CIWL que uno de los vagones sea habilitado como despacho y sala de reuniones para ser utilizado por el Mariscal Foch, por lo que el 2419-D es transformado en una confortable sala de reuniones a la que se le dota de una mesa de 2’5 m X 1’5 m, con 10 sillas,e instalándose diversos elemetos adicionales (mapas geográficos, aparatos de comunicaciones, secretaría, etc…). El día 28 de Octubre, en medio de un gran secreto, el tren especial sale de talleres, dirigiéndose por vías no habituales hacia Compiegne, situándose en una antigua zona de maniobras sita en el bosque de Rethondes, muy cerca de Compiegne, en la que aún quedan utilizables dos vías paralelas. El dia 7 de Noviembre el tren especial bulle de actividad. Hay que prepararlo (principalmente el 2419) para la inmediata llegada de la Delegación Alemana que se encuentra viajando en esos momentos por carretera, hasta el límite de la zona neutral. Llegados a zona aliada suben a un tren militar francés que les espera, comenzando el viaje hacia, el para ellos, desconocido destino. A la llegada a Compiegne, la Delegación alemana, encabezada por el Secretario de Estado, Ezberger, al que acompañan el Ministro Plenipotenciario Conde Oberndorf, el General Winterfeld y el Capitán de Navío Vaselow, cambian de tren, subiendo al vagón 2419, dando comienzo a las negociaciones. Éstas duran cuatro días y a las 5 de la mañana del 11 de Noviembre, el Mariscal Foch, asistido por el General Weygand y en presencia de los Almirantes Weymiss y Hope, firma, con la Delegación alemana, el cese de las hostilidades que será efectivo a las 11 de la mañana de ese mismo dia y mes (11-11-11). Es ese momento, y en ese lugar, en el Bosque de Rethondes, en Compiegne, es donde el vagón 2419-D adquiere un significado distinto por imprevisto; el de simbólico, tanto para los triunfantes franceses, como para los humillados alemanes.

El 4 de Agosto de 1919, el Presidente de la CIWL, atendiendo la petición del General Gassoin, dona el vagón 2419-D al Museo del Ejército, ubicado en Los Inválidos, ya convertido en monumento histórico y en cuyo interior se coloca una placa en la que consta: “Vagón del Mariscal Foch en el que se firmó el armisticio del 11 de Noviembre de 1918, donado al Estado por la Compagnie des Wagons Lits”.

El vagón 2419-D, que había sido instalado en un patio interior de Los Inválidos a la intemperie fue sufriendo un lento deterioro que ocasionó, en 1924, múltiples protestas tanto del público como de diversas instituciones y que, ante el silencio de la Administración, dio lugar a que fuera un millonario norteamericano el que corriera con los gastos de restauración y su traslado al lugar donde se efectuó la firma. En 1927, al trasladar el vagón 2419-D al edificio construido exprofeso en Compiegne y en presencia del Mariscal Foch, el General Weygand, y el Almirante Hope, se descubrió una placa que reza: “Este edificio que alberga el vagón en el que se firmó el armisticio del 11 de noviembre de 1918 ha sido construido gracias a la generosidad de un amigo de Francia: el señor Arthur Henry Flemming, de Pasadena, California, Estados Unidos de América”.

Y aquí termina el mayor ó menor protagonismo de la CIWL en la Primera Guerra Mundial, pero la historia del vagón 2419-D no termina aquí….esa historia aún continuará….

El vagón 2419-D y la Segunda Guerra Mundial.

En 1940, nuevamente estalla la guerra entre Alemania y Francia. Tras un arrollador avance del ejercito alemán, el Gobierno Frances, se ve forzado a pedir la Paz. Surge la necesidad de un nuevo armisticio, pero esta vez, aunque los interlocutores son los mismos, los papeles están cambiados. Los vencedores son los alemanes y los vencidos los franceses.

Los vencedores tenían las ideas muy claras. La firma del armisticio debía de tener lugar en el MISMO SITIO y en el MISMO VAGON, donde se rubricó la, considerada por los germanos, humillación de Alemania. Por esta razón, el 20 de Mayo, unidades especiales alemanas se desplazan al claro de Rethondes y proceden, tras volar la fachada de la edificación que contenía el vagón 2419-D, a colocar dicho vagón en el punto exacto en que se encontraba el 11 de Noviembre de 1918.

En la mañana del 22 de Junio de 1940, y en ese lugar, nuevamente se reúnen dos Delegaciones. Por parte de Alemania, Adolf Hitler, el Mariscal Goering, el Almirante Reader, Rudolf Hess y Von Ribbentrop, acompañan al Jefe del Alto Mando de las Fuerzas Armadas, Coronel General Keitel, que presidirá la Delegación, y a sus ayudantes. Por parte francesa, preside el General Huntziger, al que acompañan, el Embajador Noel, ViceAlmirante Le Luc, General Parisot, General Bergeret, y como intérprete, el Ministro Plenipotenciario Paul Schmitd. Se procede, por parte alemana, a la lectura de las condiciones del armisticio, y a su termino, el Führer Adolf Hitler, se levanta, saluda a la delegación francesa, y seguido de sus acompañantes sale del vagón. En ese momento, eran las 15’42. Ese mismo día, a las 18’42 se firma el armisticio entre Francia y Alemania.

El Gobierno alemán, una vez escenificada la firma, toma posesión del vagón 2419-D, como trofeo de guerra y el Alto Estado Mayor de la Wehrmacht lleva a cabo las medidas necesarias para el transporte por carretera del citado vagón y su exhibición en Berlin. Previamente se procede al levantamiento de las vías de la explanada de Rethondes y a la destrucción de la edificación, que desde 1927 habia contenido el vagón. A su llegada a Belin, fue instalado en el centro de la Plaza Lustgarten, frente al antiguo Museo de la Ciudad, donde quedó expuesto al público, que en gran número acudía a ver aquella reliquia y trofeo, que además contenía el original del Tratado de Versalles de 1919.

Transcurrido el tiempo de exposición, el vagón se llevó a las cocheras de la Estación de Anhalt, en el mismo Berlín. Posteriormente, y por razones de seguridad, el vagón fue trasladado a una importante Base de la Wehrmacht, sita en las proximidades de Berlín, en plenos bosques de Turingia. Según avanzaba el desarrollo de la guerra, este importante centro militar fue objeto de intensos bombardeos aéreos, por lo que a finales de 1944 Hitler encarga a las SS su custodia y traslado a lugar seguro. En un primer momento, es llevado a la estación de Sperenberg, pero en Febrero de 1945, la proximidad del frente hace necesario trasladarlo a la estación de Rhula, situándolo en una via de estacionamiento, siendo cubierto con un toldo y camuflado. En Marzo, el avance del enemigo obliga nuevamente a las fuerzas de las SS que lo protegen a trasladarlo a Ohrdruf, pero la proximidad de las tropas americanas (que ocupan Ohrdruf el 4 de Abril) obliga, una vez más a trasladarlo, esta vez a Crawinkel, situándolo en una via secundaria que se encuentra en una zona boscosa. Las posibilidades de desplazarse a otro lugar son nulas, puesto que la zona está prácticamente rodeada, por lo que las SS, al recibir orden de destruirlo, internan lo más posible en el bosque el vagón y proceden a su voladura y posterior incendio. El 11 de Abril de 1945 los americanos ocupan Crawinkel y encuentran los restos del vagón 2419-D.

Estos hechos vienen a confirmar que los Altos Jerarcas del Regimen Nazi tenían verdadera obsesión y terror a que dicho vagón fuera recuperado por los Aliados y empleado por ellos para plasmar con él una nueva humillación de Alemania.

Terminada la guerra, nuevamente el Gobierno Frances se dirige a la CIWL, para ver la posibilidad de sustituir el destruido vagón. La CIWL, se encontraba en pleno proceso de “reconstrucción”, tratando de renacer de la destrucción causada por la guerra en las vías y medios de comunicación y rastreaba la pista de su material, desperdigado por medio mundo. La CIWL trató de localizar algún WR de la misma serie para sustituir al desaparecido WR 2419-D. Tras una búsqueda que comprendió Finlandia, Grecia, Rumania, Bélgica, Marruecos, Turquia y hasta China, se encontró el WR 2439, en un estado de chasis y estructura pasable, ya que los revestimientos interiores y exteriores, al ser de madera, prácticamente habían desaparecido. Tras un meticuloso trabajo de los talleres de la CIWL, siguiendo los planos originales, un renovado 2419, es entregado a las autoridades francesas y el 11 de Noviembre de 1950, en el reconstruido edificio sito en la también restaurada esplanada de Compiegne, es instalado con todos los honores el Vagón del Armisticio.
 
Name
Email
Comment
Or visit this link or this one